Microrregato

Hay nuevo bicho en casa

Hay nuevo bicho en casa

No hay amor más profundo que el que mantienen mi gata y mi zapatilla derecha. Es una relación seria, de esas que exigen ir conociéndose poco a poco, profundizando sin prisas en cada detalle.

La otra (la izquierda) y yo nos limitamos a observar cómo evoluciona ese romance carcomidos por los celos. Hablamos de banalidades, fingiendo que no nos importa que ellos sigan con su empalagoso juego de mordisquitos.

Pero ahora mismo la gata se asoma a la ventana y les juro que no soy yo, sino la otra (la izquierda), quien está asestando un buen puntapié al culo del minino.

Publicado en De todo un poco | 12 comentarios

Formicidae

Nada más quedarme dormido, se rompe la extrema rigidez de las hormigas. Esas manchas negras, las mismas que antes daban forma a las palabras de cada página, se ponen en movimiento en cuanto cierro los ojos. Recorren mi cuerpo con sus patas en forma de letras y se hacen fuertes en el ombligo y otras oquedades. Poco antes de amanecer, entran por las orejas (casi puede notar cómo me pisotean la cara). Luego despierto con el libro en blanco y la cabeza repleta de insectos.

Publicado en Uncategorized | 10 comentarios

Papas y estrellas

Solo se acerca a mí en los recreos, en el preciso instante en el que abro la bolsa de patatas fritas. Me las roba casi todas, una tras otra, mientras se enrolla con la misma historia de todos los días. La tontería de que no saben igual aquí que en Michigan (siempre pone el mismo ejemplo) porque las “papas” se impregnan del ambiente. Esto último lo dice agitándolas en el aire, como si las pringara en una salsa imaginaria. Nunca digo nada, así que debe creer que soy tonta. De hecho, no tarda mucho en irse con sus amigos a otro rincón del patio. Yo me quedo con las migas que saben… no sé cómo explicarlo… un poco a Wisconsin en pleno invierno.

———————————————————————————————————

Hacía mucho tiempo que no ponía música a un microrrelato, una práctica que antes sí  ejercitaba en este blog y que me la han recordado los ‘Microrrelatos Musicales’ de Luisao. Aquí podéis degustarlos.
Publicado en Amor o algo así | 6 comentarios

Frío en los dedos

“censored”. Por David

“censored”. Por David

No me atrevería a asegurar que el “no me toques con esas manos de muerto” que ella me suelta cada noche, cuando me meto en la cama, vaya dirigido a mí. Yo, por si acaso, echo un vistazo a nuestro dormitorio con una mezcla absurda de miedo y celos. E intento calentarme las manos con un aliento que nunca acaba de salirme.

Safe Creative #1401239920258

Publicado en De escalofrío | Etiquetado | 8 comentarios

Taller de elaboración de adornos navideños (en vivo)

2951783209_9da0f983b2_z

Cuando por fin atrapa algún pájaro, lo agarra muy fuerte para que no se le escape. La otra mano, la que queda libre, juguetea dentro de la caja de imperdibles. Siempre se toma su tiempo en elegir el más adecuado. Murmura villancicos mientras se mancha los dedos de sangre.

Safe Creative #1312279685819

Publicado en De escalofrío | 8 comentarios

Piel muerta

‘Ropa colgando en Barajas’, por Armando G Alonso

‘Ropa colgando en Barajas’, por Armando G Alonso

Sacude las sábanas cada mañana y, junto con los pelos de ambos, se precipitan desde la ventana sus sueños más íntimos.

Caen sobre las cabezas de grises transeúntes, ávidos de aspiraciones ajenas.

Safe Creative #1311299458816

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

Acabo de leer… ‘Reflexiones de un joven acerca de la sociedad moderna’

Reflexiones_de_un_joven_Luisao

“Hacemos todo lo contrario de lo que en mi modesta opinión deberíamos. En vez de expandir nuestro conocimiento, ampliar nuestras lenguas, hablar más idiomas y adquirir cultura extra, nos cerramos en la nuestra y plantamos cualquier tipo de excusa para justificar nuestra incapacidad para movernos de ahí”.

Al autor de ‘Reflexiones de un joven acerca de la sociedad moderna’ ya le admiraba antes de empezar a leer este libro. Luis Sánchez-Asiaín, más conocido como Luisao, es un músico como la copa de un pino nacido en Lisboa pero criado en Ávila. Yo le descubrí gracias a Proyecto Triolocría, un disco más adictivo que la Whopper con queso. Grandioso trabajo en el que se incluye, entre otros muchos temas, la sintonía de la sección ‘Literatura en Corto’.

El libro tiene sus años (se publicó en 2006) pero llama la atención la vigencia que siguen teniendo en la actualidad los temas que aborda. Es tristemente demoledor comprobar que hay cosas que nunca cambian. Luisao aborda, por ejemplo, la necesidad de buscar nuevas formas para “perfeccionar” la democracia. O los injustos recortes que se esconden bajo términos como “optimización de costes”. O nuestra telebasura: “Se considera y da por cierto que toda la población ha decidido, casi por decreto ley, consumir mierda, que el consenso es unánime e inamovible”.

La obra deja clara sus pretensiones desde el propio título. Se explica en el prólogo: “Este libro es un libro escrito con el único pretexto de reflexionar acerca del entorno que nos rodea, de lo que vemos, de lo que creemos, de lo que somos, de cómo vivimos, etc.”. Y quien reflexiona es un chico que, por aquellos tiempos, tenía 26 años. Hay que leerlo desde esa perspectiva y tener en cuenta el punto de vista que la edad marca a todo escritor, sobre todo si hablamos de una obra cercana al ensayo.

Quizás la parte que menos me gustó, por parecerme demasiado larga y algo repetitiva, es la que se dedica a la religión. En el otro extremo, me parecieron especialmente curiosas las reflexiones sobre los idiomas, donde se tocan aspectos como el doblaje de las películas. Eso sí, Luisao tuvo el acierto de cerrar la obra con unas breves genialidades que dejan un sabor de boca inmejorable. En concreto, nos ofrece una revisión, muy irónica y en clave de humor, de la historia de Eva y Adán, Caín y Abel, y Noé. ¡Evangelio según San Luis (Asiaín)! Sin olvidar un poema-receta a modo de guinda final.

Publicado en Acabo de leer... | Deja un comentario