Archivo de la categoría: De todo un poco

Diga treinta y tantos

Llega zumbado una nueva criatura. Se llama ‘Diga treinta y tres’ y es una recopilación de otros tantos microrrelatos que han ido saliendo en este blog desde que abriera sus puertas. La diferencia es que ahora están “vestidos de domingo” … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De todo un poco | Etiquetado , , | 2 comentarios

Fetos

Los que nacen muertos, los guardo en grandes tarros de cristal llenos de alcohol, con tapa de rosca. Suelen ser cuerpos deformes, pequeños monstruos sin brazos o sin piernas, o con una cabeza desproporcionada. Una vez me salió uno con … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De todo un poco | 9 comentarios

Microrregato

No hay amor más profundo que el que mantienen mi gata y mi zapatilla derecha. Es una relación seria, de esas que exigen ir conociéndose poco a poco, profundizando sin prisas en cada detalle. La otra (la izquierda) y yo … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De todo un poco | 14 comentarios

Por la espalda

Eran todo ventajas tener una cicatriz móvil. Si quería asustar a los niños que enruidaban el barrio, se la ponía atravesando la cara. Medio escondida en el pecho, asomando entre los botones de la camiseta abierta, cuando quería que alguna … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De todo un poco | 3 comentarios

Aplíquese el cuento

Aplíquese el cuento. Al menos, tres veces al día. Aplíquelo con especial intensidad en la zona afectada: glúteos, espinillas, coxis, ingles… Arranque las páginas de su libro de relatos (cualquiera vale) y restriegue hasta sacar el jugo de las hojas. … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De todo un poco | 8 comentarios

El regalo de estas navidades: Canguingos o patas de peces

Medio año después de que decidiera iniciar un “cese temporal” de la actividad en este blog, vuelvo con fuerzas renovadas. Y traigo un regalo!!! Se trata de ‘Canguingos o patas de peces’, un libro que llevo tiempo currándome y que, … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De todo un poco | 16 comentarios

Persecución (tres veces por semana)

Rápido. “No pares –pienso-, no puedes parar ahora”. Más rápido. Huyo tan veloz como me permiten unas piernas cansadas. Nunca miro atrás. No importa la lluvia. Casi ni les escucho. Pero están tan cerca… Intento concentrarme en mi propia respiración. … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De todo un poco | 11 comentarios