Archivo de la categoría: Inimaginables

Cosquilleo monetario

Cuando me rasco los sobacos suena un tintineo de monedas que, de alguna forma, me tranquiliza. Si levanto los brazos y salto, igual que si bailara una jota, también chocan. Lo escucho e inmediatamente pienso que las cosas van bien. … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Inimaginables | Etiquetado | 2 comentarios

Y nada más

Fue a mitad de curso cuando el profesor se dio cuenta de que la situación era insostenible. Contó 53 niños en clase. Muchos compartían pupitre y silla por parejas; otros se amontonaban en el suelo o incluso en el armario. … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Inimaginables, Niñatos | 5 comentarios

Tic-tic-tic

Juro que cuando apreté el gatillo no sabía que estaba disparando a un pájaro-tijera. Por suerte, el impacto no fue mortal. La bala le había perforado un ala y el filo de su alargado pico se le había mellado al … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Inimaginables | 6 comentarios

Achús

Cada vez que estornuda, se le caen un montón de palabras. Las recoge como puede, con esa torpeza tan suya. “Perdón, perdón”, nos dice azorado. Y vuelve a tragárselas en silencio.

Tu voto:

Publicado en Inimaginables | 6 comentarios

Awam papa-luba, Awam bam bu

Elvis se me suele aparecer en el váter, en el agüilla del fondo. Normalmente se limita a guiñarme el ojo, pero de vez en cuando habla. Siempre lo hace con la voz de Gracita Morales y siempre dice lo mismo: … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Inimaginables | 9 comentarios

Afrancesamiento

Me desperté con esa maldita frase en los labios: “Ser francés tiene que ser algo parecido a tener padre”. Rumié ese absurdo oracional durante el desayuno y me preocupé pensando si no sería algún tipo de advertencia premonitoria. Llamé a … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Inimaginables | 13 comentarios

Sobrecejo (sobrecogedor)

Al exhalar el último suspiro, su ceño arrugado se relajó por primera vez desde hacía décadas. De entre los pliegues de su frente cabreada (siempre cabreada) surgieron dos tizas de colores, seis chapines manchados de tierra, tres pelotas de playa, … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Inimaginables | 16 comentarios