Archivo del Autor: Pablo Garcinuño

¡Necesito tu ayuda!

Mis hermanos y yo le regalamos a papá un móvil con botones grandes. Los números son enormes. Gigantescos. Monstruosos. Si vierais ese uno… es como una carretera a Las Vegas. Con el anterior teléfono me mandaba mensajes sin espacios. “Vasatardar”, … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Concursos y encuentros | 3 comentarios

Pelos en el baño

Tengo dos gatas. Cualquiera que haya estado en mi casa y sepa contar lo sabe. Llenan las habitaciones de pelos y de un ruido nervioso de arañazos sobre la tarima. Pero sobre todo de pelos. Un gato es 95 % … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De todo un poco | 1 Comentario

Maraca(ca)

La caca de mara  es anaranjoverdosa, verdorosamente atufada. Es hipotonica, es laxa, se amolda. Es mortal y cosa. Es canela en rama. La esencia del mar egeo sin calma. Con grumetes a nado. Y grumos en granos. Con carpas al … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Maramente | 4 comentarios

Ante su inminente llegada a casa, debe usted saber:

1. Aquí el 6 se escribe al revés. Practica. 2. Aquí las gatas tienen ojos, no sé en otras casas. Nunca menos de uno ni más de dos. 3. Aquí las costillas son cóncavas para facilitar el descanso por apilamiento … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Maramente | Deja un comentario

La niña del pie mecedora

La niña del pie mecedora nació así para acunarse sus propios sueños. Y tiene orejas en punta con la intención de pinchar las palabras al vuelo. Se ha llenado el cuerpo de arrugas para guardar en los pliegues las prisas. … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Maramente | Deja un comentario

Cena (rica en fibra) para dar a luz

Sopa pasta… para el camillero que al paritorio nos arrastra. Croquetas de pescado… para la nena del nacimiento acelerado. Ensalada variada… para la madre dilatada. Pan integral… para el padre que pide la epidural. Y fruta… para cerrar la gestación … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Maramente | 3 comentarios

El chunda-chunda de mi pequeña inoportuna

Ir a descargar Chunda, chunda, chunda, chunda, chunda, chunda (tu corazón). Nada de “pum-pum”. El “pum-pum” es para amores imposibles, dibujos animados y poetas tontos. No es el caso. El tuyo es: chunda, chunda, chunda, chunda, chunda, chunda. Suena a … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Maramente | Etiquetado | Deja un comentario