Archivo del Autor: Pablo Garcinuño

Cosquilleo monetario

Cuando me rasco los sobacos suena un tintineo de monedas que, de alguna forma, me tranquiliza. Si levanto los brazos y salto, igual que si bailara una jota, también chocan. Lo escucho e inmediatamente pienso que las cosas van bien. … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Inimaginables | Etiquetado | 2 comentarios

Papeles de colores

A papá le quitamos el polvo una vez por semana. O antes si tenemos visita. Con pasarle el plumero por encima es suficiente, pero los días que andamos bien de tiempo le echamos Cristasol en las pupilas, le sacudimos el … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De todo un poco | Etiquetado | 2 comentarios

Vírgenes de la serranía

Si alguna vez se quejaba porque su miserable vida no era más que ovejas y carneros (y pisar las cagadas de las ovejas y los carneros), su padre le recordaba que algo tendrá el oficio cuando todas las vírgenes han … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Concursos y encuentros | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Uno de los Beatles

Al nene le sacan los parecidos más increíbles. “Míralo –dice mi madre–. Tiene la carita toda de Serguéi Belov, el escolta de la URSS en la década de los 70”. En casa de mi mujer se debaten entre uno de … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Niñatos | Etiquetado | 2 comentarios

Trabajo acuátil

Nadie sabe por qué hizo un jardín junto al mar, bien pegado a la orilla. Aprovechaba la bajamar para romper la tierra de la playa con el rastrillo. Daba gusto verlo trastear con la arena, colocar suave cada semilla, bailar … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Concursos y encuentros | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Salar a mano

Despertarme a media noche y agarrarme a ti, como tantas otras veces. Con ansia viva, igual que un viejo acude a su andador. Taca-taca. Tu corazón late raro. Y en el lugar donde debería estar un brazo, palpar una pierna. … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Amor o algo así | 6 comentarios

Ante el riego de morir asfixiado

Se trata de peinarse pelo a pelo, uno a uno, sin aturullar. El truco está en coger el peine como si fuera un bisturí, tan fácil como eso. O tan complicado. Luego hay que diseccionar la melena en fracciones mínimas; … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Concursos y encuentros | 2 comentarios