Pájaros de color de azufre

Que cada vez que apagamos la luz del dormitorio se cae un pájaro del techo. “Buenas noches”, nos decimos. Y luego se escucha su cuerpo aterrizando contra el suelo. Un chof de sangre y plumas. Yo sé que tú también lo oyes, aunque haces como si no. El pobre se nos queda agonizando a los pies de la cama durante horas. El pico ligeramente abierto, el brillo de los ojos cada vez más oscuro, la respiración entrecortada, los temblores de alas, en fin.

Imagen de Nicholas Demetriades en Pixabay 

Esta entrada fue publicada en Inimaginables y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pájaros de color de azufre

  1. Miguel Ángel Pegarz dijo:

    Muy alegórico y con el lirismo de fondo cruel que caracteriza tus relatos.
    [Reverencia]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s