Archivo de la categoría: De escalofrío

Huele a cirio por las noches

A medianoche salen todas nuestras abuelas de rezar el rosario. Basta escuchar la puerta de la iglesia para saber que son ellas (hace años que nadie más va por allí). Recorren las calles del pueblo haciendo surcos en la tierra … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De escalofrío, Viejetes | Etiquetado , , , | 3 comentarios

Un tigre en el pasillo

Papá estuvo rápido y, en cuanto vio que se nos había colado un tigre en casa, cerró la puerta del pasillo. No era más que un cachorro, pero a lo tonto y a lo bobo se quedó con los dormitorios … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De escalofrío | Etiquetado , | 4 comentarios

Dios habla caliente

Lo de jugar a ser Dios fue después. Antes hubo que descubrir (un domingo por la tarde de mucha lluvia) que la estufa del salón se comunicaba con la que sus padres tenían en el piso de arriba. Luego, pequeños … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De escalofrío | 3 comentarios

A la parrilla

Los viejos rodean la plaza del pueblo y se consumen el día ahí, viendo pasar la vida bajo sus gorras de cajas rurales. De vez en cuando llega un coche, algún conductor despistado que cogió la salida equivocada en la … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De escalofrío, Viejetes | 2 comentarios

Matanza

A la octava cerveza comienza a pensar que las litronas tiradas por el suelo de ese sucio callejón son cuerpos decapitados. Ve los tapones a rosca como si fueran cabezas y se le dibuja una sonrisa mientras los pisa. Craaaack. … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De escalofrío | 6 comentarios

Frío en los dedos

No me atrevería a asegurar que el “no me toques con esas manos de muerto” que ella me suelta cada noche, cuando me meto en la cama, vaya dirigido a mí. Yo, por si acaso, echo un vistazo a nuestro … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De escalofrío | Etiquetado | 10 comentarios

Taller de elaboración de adornos navideños (en vivo)

Cuando por fin atrapa algún pájaro, lo agarra muy fuerte para que no se le escape. La otra mano, la que queda libre, juguetea dentro de la caja de imperdibles. Siempre se toma su tiempo en elegir el más adecuado. … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en De escalofrío | 8 comentarios