Calor en las pantorrillas

A finales de mes, cuando la calefacción escasea, se suele poner debajo de la falda las medias de fútbol de su nieta, las que le sobran de otras temporadas. A veces tiene que zurcir algún roto que dejó un taco desalmado a media pierna. ¡La guerra que dio en la mercería hasta encontrar el rojo exacto de la franja! Las estira bien y luego se santigua. Si por casualidad se encuentra un cojín tirado en el salón, da un par de pasos hacia atrás para coger carrerilla y lo patea contra el sofá.

DqmFrOBXcAMqB_P

Foto de @RayoFemenino

[Microrrelato enviado, sin resultado alguno, al concurso de microrrelatos del Rayo Vallecano]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Concursos y encuentros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Calor en las pantorrillas

  1. Lo que más me gusta es que te hayas ido al lado femenino huyendo del tópico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s