Papeles de colores

A papá le quitamos el polvo una vez por semana. O antes si tenemos visita. Con pasarle el plumero por encima es suficiente, pero los días que andamos bien de tiempo le echamos Cristasol en las pupilas, le sacudimos el pelo a bayetazos, le cepillamos los pliegues, que es donde más ácaros se acumulan.

Antes, digo antes, le soplábamos por dentro del oído. Hasta ese punto llegábamos. Pero ya no lo hacemos porque de la otra oreja le sale disparado un confeti molestísimo y persistente que se desparrama por el salón, que se esconde por debajo del sofá y el aparador, que nos recuerda lo que un día fue.

sandals-2590225_640.jpg

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo un poco y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Papeles de colores

  1. Genial y preciso, no puedo decir más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s