Y nada más

file8641250647372

Fue a mitad de curso cuando el profesor se dio cuenta de que la situación era insostenible. Contó 53 niños en clase. Muchos compartían pupitre y silla por parejas; otros se amontonaban en el suelo o incluso en el armario. Decidió que no volvería a llevarles a la sala de audiovisuales. Estaba convencido de que surgían como setas en la oscuridad de esa maldita aula, a la luz del vídeo. “Se acabaron las películas, chicos –sentenció a gritos para imponerse al guirigay escolar-. A partir de ahora iremos a la piscina, a donde cubre”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inimaginables, Niñatos. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Y nada más

  1. murroncpc dijo:

    mira que si les pasa como a Gizmo. Uffff, agua y pequeños “angelitos”. No se yo.

  2. C.D.G dijo:

    Cuanto más cubra,menos lloros…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s