Mierda a la fuga

Ahora le ha dado por hacerlo en el suelo. Luego, cuando ya no hace falta, se sienta en el váter y me llama. “Papá, papá”. Nada más entrar en el baño me señala la plasta con su dedito. “Rápido, papá, que se escapa”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Niñatos. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Mierda a la fuga

  1. javierximens dijo:

    jeje, ese niño promete en el arte de imaginar. El título atraje, jeje, quizás por eso me he acercado por tu casa, hacía mucho que no venía.

  2. Rufino dijo:

    Hace mucho que no me paseaba por los blogs y no sé por qué pero siempre empiezo por este.
    Abrazo Pablo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s