Palabritas (que se lleva un vendaval)

Esta fue mi aportación al Vendaval de Microrrelatos. El montaje corresponde a Fernando Depropio, a quien doy las gracias y un abrazo desde aquí, al igual que al resto de organizadores de esta iniciativa.

Palabritas
La ilusión de Vicentito siempre fue hacer chaflán, como la mercería de su tío Antonio. En realidad no sabía que coño significaba aquella palabra, pero le sonaba bien. Cada vez que expresaba su deseo en voz alta, mamá le llamaba medio bobo y papá solía arrearle una buena colleja. Sin embargo, él nunca desesperó.
 
A la pregunta de qué quieres ser de mayor, Rosita decía que pil-pil, como el bacalao. La gente se lo tomaba a broma y volvía a interrogarla, pero siempre obtenían la misma respuesta. Comenzaron a creer que la niña estaba loca o, peor aún, tonta de remate. No entendían que a ella le hacía feliz algo tan sencillo como pronunciar esas absurdas sílabas gastronómicas.
 
Tanta incomprensión acabó uniéndoles y se pasaban los recreos agarrados de la mano. Cuando no miraba el profesor, se besaban en la boca, como los mayores. Si alguien pasaba cerca en ese momento podía escuchar los corazones de nuestros enamorados, cada uno a su ritmo, latiendo extrañamente. Uno con su pil-pil, pil-pil. El otro que si chaflán, chaflán.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Concursos y encuentros. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Palabritas (que se lleva un vendaval)

  1. Un micro de esos para recordar, tierno y entrañable. Te felicito Pablo. Y desde luego el montaje de Fernando precioso.

    Abrazos

  2. No Comments dijo:

    Enhorabuena Pablo, micro tierno, lindo, con un poso de nostalgia que pone la piel de gallina. Es verdad que había palabritas que de pequeños nos embrujaban por su sonoridad.

    Un saludo indio

  3. Maite dijo:

    Gracias a ti por tu participación con este micro, muy cuidado, y con una ternura que engancha y hace sonreir al lector. Un fuerte abrazo!

  4. Ana dijo:

    A mi me gusta la palabra crujir y cruje… un poco raro para el latido de un corazón
    Tu relato es tierno tierno, precioso
    Abrazos

  5. La Rubia dijo:

    Ooohhh!!! Que bonito el micro y que bonito el montaje. Nada más leerlo ya me gustó, pero al oirlo y ver el montaje… el corazón definitivamente me hizo chucrut, chucrut…
    Enhorabuena!!!

  6. Qué ternura, Pablo! Un narrador amoroso con sus protagonistas y un micro entrañable.
    Abrazos admirados

  7. Puck dijo:

    Es precioso y demuestra el poder de las palabras que está más allá del significado que le da la RAE.
    Me ha encantado
    Saludillos

  8. Gabriel dijo:

    Además de bonito, tierno, entrañable… este micro tiene, para mí, su origen en una capacidad especial de escuchar, de ver más allá de la palabra en sí. A veces aparece gente que tiene esa capacidad; y la sensibilidad, el mimo y el gusto para poner chaflán y pil-pil en la banda sonora de un micro.
    Mucho arte, en definitiva.
    Eso.

  9. Oohhh, joper Pablo, vas a pensar que yo también, como Rosita, soy tonta de remate. No quiero revisar mis comentarios en tu blog, porque en todos pone que estoy boquiabierta y que no sé qué decir. Buff, Pablo, estoy boquiabierta :-O y no sé qué decir ;-). Es precioso.
    El montaje y la música también (este Fer, es que es la pera)… y lo has leído tan estupendamente que me dan ganas de guardarlo en el IPod para dejarlo de fondo mientras trasteo por la casa, como las bandas sonoras de nuestra infancia.
    Pablo, lo dejo ya, no sea que te lo creas tanto que no haya quien te aguante (jejej). Joer… Besos

  10. Carmelo dijo:

    Es francamente impresionante.
    Él primer día “sólo” pude leerlo y me quedé a cuadros, pero hoy he puesto el montaje, y aunque obviamente me lo sabía, se me ha puesto la piel de gallina.
    No sé… Enhorabuena, ¿no?.
    Un abrazo!!

  11. depropio dijo:

    Muchas gracias por participar, Pablo.

    Del montaje no te dije nada porque quería que fuera la sorpresa para el primer participante que nos mandaba un micro leído. Pero es que era (es) un micro tan bonito que fue tan fácil ponerle música….

  12. Gracias, Ángeles, por tu comentario y por tu invitación. Este micro es culpa tuya.

    Gracias también, Manu. Es que la palabra “chaflán” tiene algo especial. Suena a chapuzón de verano.

    El poder de las palabras, palabritas y palabrotas, No Comments. Algo que es especialmente importante en la infancia. Millás tiene varios cuentos preciosos sobre este tema.

    Me alegrad que te gustara el micro, Maite. No lo tenía yo nada claro cuando os lo envié.

    “Cru-jir, cru-jir” yo si que lo veo como latido del corazón, Ana. Cada uno late como quiere, así que sin problemas.

    Me encantó lo de chucrut, chucrut…, Rubia. je, je

    Sí que es verdad, Patricia, que este micro me salió muy tierno. Cosa rara en este blog.

    Joder, Gabriel. Muchas gracias por tus palabras, no sabes la ilusión que me hacen. En la próxima comida prometo dejarte más cecina.

    E igual de emocionado me dejan las palabras de Rocio y de Carmelo. Gracias por tantos ánimos, sois la leche.

    Y a tí, Depropio, mil gracias. El montaje, como ya se ha dicho por aquí, quedó genial.

  13. Cybrghost dijo:

    Es precioso, muy tierno bajo esa capa de humor.

  14. Pingback: Pun-pun | En mal estado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s