Sin huida posible

Ni loco permitió que el doctor le curara esa rodilla maltrecha. Desde que no podía correr afrontaba los problemas de frente.
Safe Creative #1101278349088

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo un poco. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Sin huida posible

  1. Maite dijo:

    Qué bueno!!!!! Me ha encantado esa sencillez con la que aplicas un buen consejo, no por la rodilla maltrecha, si no por afrontar las cosas de frente 😉 Has sabido plasmarlo muy bien. Abrazos.

  2. Ana dijo:

    Eso es sacarle el lado positivo. Se dio cuenta de que no correr le ayudaba a otras muchas cosas.
    Abrazos

  3. Ahora tiene que dar un paso más. Que se cure y aún así no salga huyendo.

    Un abrazo

  4. Elisa dijo:

    Así que joderse una rodilla cura la cobardía, qué caro me lo vendéis, don Pablo.

  5. CYBRGHOST dijo:

    Muy bueno. Aunque yo le pondría Oiga Doctor como banda Sonora, también de Sabina.

  6. La Rubia dijo:

    No podía ser otro el que pusiera banda sonora a este micro!!!
    Ya se sabe Pablito… A la vejez, viruelas!!!

  7. Puck dijo:

    jeje genial. Aunque siempre puede mirar para otro lado, que para eso no hacen falta patas, digo piernas
    Saludillos

  8. ascomiceta dijo:

    No estará basado en un “hecho real” jejeje

  9. Gracias, Maite. Más que dar un consejo, me lo recuerdo a mí mismo.

    Pues sí, Ana, habrá que ver el lado bueno de la vida. Ya solo falta, como dice Patri, que uno se cure y siga siendo valiente.

    Elisa, gracias por lo don Pablo, muy señorial, sí señor. Uno se siente importante…

    Y me encanta tu idea, Cybrghost. El Oiga, Doctor, devuélvame mi depresión… Como dice La Rubia, no podía ser otro que Sabina. ¡Me tiene enamoradito!

    En algunos casos, Puck, patas. Pero me gusta eso de mirar al lado o incluso valdría esconder la cabeza bajo tierra.

    Ascomiceta,tenía que haber puesto al principio eso de “Basado en hechos reales”, como en las pelis de después de comer.

    Un abrazo a todos

  10. El hombre decide no operarse, tal vez el dolor de la rodilla haya mutado en sensaciones y reproches de conciencia. Descubre que estos gritos rodillescos le obligan a enfrentar sus problemas.
    Dudas: ¿puede una madre habitar una rodilla, y permanecer desde ahí por siempre protegiendo o azuzando a su hijo? ¿Será que el proceso químico de la calcificación, el que atrae el alma de los que nos cuidan? ¿Serán sino los meniscos adminículos receptores de la valentía y el coraje? ¿Es la cirugía de rodilla finalmente un instrumento del sistema, como la lobotomía y la televisión? esta historia me genera muchas dudas. Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s