Un regalo navideño

La rutina del blog se va a ver alterada esta semana debido a unos talleres que he tenido la suerte de dar en dos institutos de Ávila. La experiencia ha sido única, sobre todo al descubir la capacidad que tienen jóvenes entre 13 y 16 años de escribir microrrelatos que son auténticas joyas.

A todos ellos les he ofrecido la posibilidad de que me enviaran los ejercicios que hemos realizado en clase para publicarlos en este rinconcito de internet. Ofrezco ha continuación unos micros realizados por dos alumnas de 4º de ESO del Instituto Alonso de Madrigal:

Un amor del destino (por María Bellido Ramos)

Nunca había creído en las citas a ciegas, pero, después de haber cortado cuatro veces con  Marcos, era lo mejor que mis amigas me podían recomendar. Llegué al lugar acordado. No me esmeré mucho en estar guapa, a los tíos les atraen las chicas naturales, o eso era lo que mi experiencia me decía. Le vi acercarse después de un retraso de diez minutos, Marcos también solía retrasarse. Iba muy bien arreglado, con flores en la mano, igual que Marcos hacía conmigo. Me saludó a lo lejos, su voz me resultaba conocida. Nunca había creído en las citas a ciegas, pero es que Marcos es tan predecible…

Pruebas para ser cantante (por Alba Meléndez Sánchez)

Todos los años, cuando llegan los días de pruebas en televisión para “Operación Triunfo” siento lo mismo. Por un lado, me gusta verlo e identificarme con la ilusión de participar en la prueba y la alegría que sienten  cuando les dicen que pasan a la siguiente fase. Por otro lado, siento vergüenza cuando una chica o un chico se presentan a cantar y los hacen tan mal que el jurado no encuentra, a veces, argumentos para rechazarle sin herirle demasiado.¿Hay gente sin sentido del ridículo?

——————————————————————————————-

Entre otros ejercicios, les propuse realizar un micro a partir de una imagen. Dejo aquí la fotografía que les tocó a ambas alumnas y el maravilloso resultado que consiguieron

Frío (por Alba Meléndez Sánchez)

Una mujer un día decidió hacer una manta para tapar la leña y que no se mojara. Sin darse cuenta se cogió un hilo de la falda y empezó a coser. Siguió cosiendo y la falda poco a poco se iba deshilachando hasta que acabó la manta y se dio cuenta de que se había quedado sin falda. Pero eso sí, tenía una manta a juego con sus zapatos.

Los niños invisibles (por María Bellido Ramos)

Paseaba por la calle con una amiga. De pronto, algo me llamó la atención. Había un muchacho de color, solo, con la ropa rota y sucia. Pero eso no fue lo que me impresionó, sino que la gente que pasaba a su lado no se percataba de su presencia, me acerqué a él, observe tristeza y cansancio en sus ojos, el me miró y dijo:
– No saben que para que puedan ser felices, nosotros arruinamos nuestra infancia y morimos de hambre sacando sus materias primas y fabricando su ropa. Ni siquiera lo  agradecen, para la sociedad somos invisibles.

——————————————————————————————-

Y, por último, un aleccionador cuento de María Bellido Ramos de regalo:

Perderlo todo

Nunca llegaras a nada, y te quedaras solo si no cambias…

Estas fueron siempre las palabras de apoyo de mi padre- Pues bien, que me lo diga ahora, que me mire a la cara y vea donde he llegado. Jefe de la mayor y mejor empresa tecnológica del mundo. Ahora mismo voy a una de mis reuniones, y la pesada de mi mujer otra vez llamando. Que si donde estas cariño, que si vas a venir a comer, que si no puedes perderte el partido de tu hijo que tiene mucho futuro en esto… Es que es inaguantable, ahora mismo la cuelgo… Hala, ya está, y si se enfada que se enfade. Además, el partido es a las ocho y todavía son las siete… va, me da tiempo.

Lo he conseguido, otra reunión que ha sido un éxito. Es que los negocios son lo mío…
Ay, pero si son las  7:50, puff, pues ya no voy al partido. Va, da igual, ya le veré otro día… ese niño siempre con sus tonterías, nunca llegará  a ser nadie.

Hola… cariño, ya estoy en casa… cariño… cariño… umm que raro, no hay nadie en casa. En fin, se habrá alargado el dichoso partidito. Iré  a comer algo. Una nota, ¿que será?:

– Hola Jorge, bueno… que me voy de casa…. que me he ido de casa… y… y el niño conmigo, mira…. sospechaba que no te importábamos…. bueno tu te lo pierdes. Adiós.

No… qué es lo que he hecho, la voy a llamar….puu….pu…puuu… cariño, hola, esto… yo… lo siento, porque te has ido, si… si es por el dinero puedo buscar otra cosa. ¿No te doy todo lo que necesitas? Pero puedo trabajar más…. ¿Cómo que no lo entiendo? No cuelgues… cariño… ¿Hola?

Por fin comprendo lo que me dijo mi padre, “si no cambias, te quedaras solo”. Lo decía por mi bien…. pero ya es demasiado tarde.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Concursos y encuentros. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Un regalo navideño

  1. patricia dijo:

    Maravilosa experiencia!!! Mis felicitaciones a las jovencitas y al ‘coordinador de taller’ (así decimos en Arg.)
    Qué gusto Pablo, para todos, porque si amamos algo y no queremos que muera debemos inculcarle ese amor a los jóvenes. Veo que lo has logrado. Me atrevo a agracer tu labor no sólo en mi nombre sino en el de todos los microrrelatistas.
    Ojalás se repita, un abrazo.

  2. patricia dijo:

    Ojalá mejor que ojalás. Perdón por el atropellamiento.

  3. Maite dijo:

    Estoy con Patricia, si inculcamos esto desde abajo, viéndolo como historias reales, como instantes fantásticos, el microrrelato llegará lejos. Enhorabuena a estos dos embriones de escritoras, que sigan esforzándose y cuidando la gramática, podrán llegar lejos. Abrazos

  4. Pues te felicito por el taller y por los textos que se han creado.

    Un abrazo y felicidades

  5. Elisa dijo:

    Enhorabuena, Pablo, por los magníficos resultados de tu taller y, sobre todo, por haber disfrutado y haber hecho disfrutar a los chavales. Dales la enhorabuena de mi parte a María y a Alba, las dos tienen madera de escritoras.

  6. La verdad es que ha sido una experiencia muy bonita. Y me ha sorprendido mucho la capacidad que tienen a la hora de escribir textos cortos. Son unos máquinas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s