Sangre en mi portátil

"No corras con las tijeras en la mano", por PictFactory

Tan absorto andaba en mis cosas que no me di cuenta de que comenzó a llover nada más escribir: “Caían chuzos de punta aquella noche”. El adagio de Mozart me impidió escuchar como forzaban la puerta tras poner “Abrió la cerradura con una ganzúa” en el documento en blanco. No pude terminar la frase: “El asesino descuartizó al escritor de medio pelo”.
Safe Creative #1008287166623 

[Este texto participa en la reunión de microrrelatos del blog Diario de Anónima Mente]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Concursos y encuentros. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Sangre en mi portátil

  1. Su dijo:

    Cuando la ficción se confunde con la realidad…

  2. A veces es difícil saber dónde están los límites

  3. Maite dijo:

    Hay veces que los personajes se vuelven tridimensionales. Un abrazo.

  4. patricia dijo:

    Prefiero no imaginar qué es del lector en este micro…

  5. Manuel dijo:

    Cuidado con lo que escribes o lees… Te están mirando

  6. Maite, Patricia y Manuel, gracias por vuestros comentarios. Y por advertirme de posibles peligros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s